Psicología y Coaching Psicoarea 
  Guia de Autoayuda
 Personal, problemas de pareja y Familiar

Inicio Quienes
somos
Lista
publicaciones
Contactar Mapa web Links
LISTA PUBLICACIONES GRATIS  

         

Publicaciones

 

Guia de Autoayuda

 

english

 

 

Identidad sexual


 

La identidad sexual no tiene que ver con la forma en que el sujeto es considerado por la sociedad, sino que hace referencia a cómo se considera a sí mismo: varón o hembra, tenga la apariencia externa que tenga. 

Un sujeto intersexuado tiene características congénitas tanto de varón como de hembra, como por ejemplo tener una configuración cromosómica XX (hembra) pero tener un falo masculino, o puede ser XY (hombre) y tener vagina en lugar de pene. Los individuos intersexuados se identifican como hombre o mujer, pero en pocas ocasiones como intersexuados (Diamond, 1999). 

El transexual es educado desde pequeño de acuerdo con su anatomía, y el rol de género y la identidad de género que se espera de ellos no coinciden con su propia autoimagen. De este modo, la apariencia externa entra en conflicto con la imagen mental que tienen de sí mismos (Benjamín, 1996, Bolin, 1987, Doctor, 1990, Green & Moneym 1969). 

Los transexuales no tienen ningún rasgo anatómico del sexo opuesto, ya que son orientaciones sexuales adquiridas, pero debido al conflicto  interno que tienen con respecto a su apariencia externa, en muchas ocasiones recurren a la medicina para conseguir un aspecto que coincida con su propia autoimagen. Esto lo realizan por medio de hormonas para cambiar los aspectos sexuales secundarios, como suavizar la voz, evitar la barba, etc. y también por medio de la medicina estética efectuándose implantaciones de pecho, pene, etc. 

Una vez conseguida una imagen que coincida con su propia autoimagen, en nuestro país (y desde hace poco tiempo), le es posible cambiar su identidad en el Registro Civil, y casarse si lo desea, adquiriendo todos los derechos legales exactamente igual que si hubiera nacido con el otro sexo. 

La orientación sexual hace referencia a las preferencias sexuales del individuo, y acostumbran a definir como homosexuales (cuando solamente se relacionan sexualmente con sujetos del mismo sexo), heterosexuales (si solo se relacionan con el sexo contrario) y bisexuales (cuando mantienen relaciones tanto con individuos de su sexo como del sexo contrario). 

La orientación sexual puede cambiar a lo largo de la vida de un mismo sujeto, por ejemplo tener una orientación homosexual, pasar a una orientación bisexual, y después volver a la orientación homosexual. 

En Cataluña ha sido aprobada por el Parlamento la Ley 10/1998, de 15 de Julio, de Uniones estables de pareja. En esta Ley, se contemplan los efectos y las incidencias en algunos aspectos relativos a la función pública de la Administración de la Generalitat, de las uniones convivenciales de las parejas tanto heterosexuales como homosexuales.

El Capítulo I, Artículos 1 al 18, se refiere a la Unión estable heterosexual.
El Capítulo II, Artículos 19 al 35, es referido al la Unión estable homosexual.
Hay ciertas diferencias, dadas las distintas circunstancias, especialmente en la Sucesión intestada, a favor de las uniones de pareja homosexual, ya que seguramente la Ley considera que las parejas heterosexuales, teniendo la posibilidad de contraer matrimonio, se abstienen de hacerlo, mientras que las parejas estables del mismo sexo tienen constitucionalmente negada esta posibilidad. 

El término travestismo se acostumbra a utilizar en las personas que les gusta vestirse con ropa del sexo opuesto. La mayoría de los travestidos son hombres y heterosexuales. Puede tratarse de una expresión erótica, o bien una expresión de una parte de su personalidad.

“Igual que a la mayoría de los hombres heterosexuales, a la mayoría de los homosexuales no les gusta el transvestismo (Diamond, 1992, doctor, 1990). Los transexuales si que se transvisten, ya que forma parte del camino hacia el sexo con el que se identifican.

 El comportamiento humano a través de estudios antropológicos. Cada cultura humana controlaba y regulaba las manifestaciones sexuales de la sociedad, desde el nacimiento hasta la muerte. Estas manifestaciones podían estar ligadas a religiones, otras a la cosmología, etc.
Por ejemplo, durante dos milenios, en China, en el marco de la dinastía Chu y Ming los literatos, cortesanos y filósofos cultivaban una elaborada estética de las relacviones sexuales. Como en la Grecia clásica el erotismo era una forma de perfección filosófica, donde se idealizaba la belleza del cuerpo masculino y se exaltaba el amor homosexual. Como puede verse, cada cultura crea de una manera explícita o implícita su propio marco de representación de la sexualidad (Manel Villegas, 2003).

Dra. Elisa Urbano
Psicóloga, sexóloga y Terapeuta

 


 

ARRIBA
 

 

  


Lista publicaciones

 

 

 

 
 

 

Keywords relacionados con esta web: psicologia, coaching, coach, psicologia Sant Cugat, psicologia barcelona, Psicologos Sant Cugat, psicolegs Sant Cugat, psicologos de pareja, psicolegs de parella, Psicologos Barcelona, psicologa sexologa Sant Cugat, psicologa sexologa Barcelona, psicologa sexologa, sexual, sexología sabadell, sexologia Sant Cugat, sexologo Sant Cugat, sexología barcelona, sexologia barcelona, psicoterapia, psicoterapeuta, sexologia, consulta gratis, sesion gratuita, psicología adultos, hipnosis clinica, coaching.
Copyright ©2006 Psicoarea.com