Psicología y Coaching Psicoarea 
  Guia de Autoayuda
 Personal, problemas de pareja y Familiar

Inicio Quienes
somos
Lista
publicaciones
Contactar Mapa web Links
LISTA PUBLICACIONES GRATIS  

         

Publicaciones

 

Guia de Autoayuda

 

english

 

 

 

Autoconcepto y autoestima



¿Qué es el autoconcepto?
¿Qué es la autoestima?

¿Cómo establecemos nuestro “yo”?
¿Cómo soy realmente?
¿Podemos cambiar nuestro comportamiento?  
 

Comenzaremos por definir brevemente ambos conceptos, a continuación veremos la relación que tiene el autoconcepto con la autoestima, ya que ambas están profundamente ligadas, después veremos cómo se ha podido formar ese criterio sobre nosotros mismos y, dado que es una web de autoayuda para mejorar tu vida, consideraremos la mejor forma de realizar los cambios que te favorezcan. 

¿Qué es el autoconcepto? 

El autoconcepto es la suma de creencias de un individuo sobre sus cualidades personales, es decir “que sabemos (o creemos saber) de nosotros mismos”. Este concepto de sí mismo lo vamos formando a lo largo de nuestra vida, por ejemplo vamos interpretando nuestras emociones y nuestra conducta y la comparamos con la del otro ¿es igual o diferente? 

 ¿Qué es la autoestima? 

Una vez formado un autoconcepto coherente, construimos nuestra autoestima, es decir: “cómo nos sentimos con nosotros mismos”. Según nuestro autoconcepto podemos sentir desde que no valemos nada, lo que implica insatisfacción, rechazo y desprecio de sí mismo, hasta una alta autoestima que expresa un sentimiento de que uno es “suficientemente bueno”, o que somos los mejores. 

La autoestima está determinada por el concepto que tenemos de nuestro yo físico, el ético o moral, el personal, el familiar el social, la identidad, la autoaceptación, el comportamiento y la autocrítica (Fitts, 1965). 

Una autoimpresión coherente se forma con estos dos componentes: del concepto que tenemos sobre nosotros (lo que sabemos de nosotros mismos) y de la autoestima (cómo nos sentimos con nosotros mismos). Esta visión de nuestro yo no es inamovible, sino que está en constante cambio y desarrollo dependiendo de nuestra experiencia, de las circunstancias de la vida y del contexto social en el que nos movemos.

¿Cómo establecemos nuestro “yo”? 

Desde épocas antiguas, ya los filósofos griegos recomendaban “conócete a ti mismo”. Porque podemos sentir que somos tímidos o lanzados, inteligentes o tontos, atractivos o no, etc. pero ¿de dónde hemos sacado esas conclusiones sobre nosotros mismos? Veremos más adelante cómo creamos nuestra impresión del yo, cómo llegamos a creer saber cómo somos y cómo nos sentimos acerca de nosotros mismos. 

Revisar cómo somos en realidad es importante, una que una vez hemos establecido nuestro “yo”, todos nuestros pensamientos, sentimientos y conductas tienden a corroborar este criterio formado, y nos resistimos a la información que lo contradice. 

Formamos el criterio sobre nosotros mismos a través de cómo interpretamos nuestras acciones y sobre todo en la infancia, de cómo las interpretan los demás, como piensan y sienten sobre lo que hacemos, y en la infancia influyen en especial nuestros padres a formarnos el criterio sobre nosotros.

Pongamos un ejemplo: si nuestro padre/madre/maestro ante un suspenso en matemáticas nos dijo de pequeños:

*      “Es extraño porque tú eres muy bueno en matemáticas, quizás dedicaste poco tiempo” nuestro pensamiento confirmará “soy muy  bueno en matemáticas, dedicaré más tiempo”

*      Pero si su respuesta es “Es que a ti te cuestan mucho las matemáticas”, nuestro pensamiento confirmará “no valgo para las matemáticas, no merece la pena esforzarme” 

Y de esta forma creemos que valemos o no valemos para tal o cual cosa, que somos valientes, vergonzosos, etc.

No es únicamente lo que nos dicen, sino los sentimientos que nos transmiten sobre nuestras capacidades y forma de ser lo que nos ayuda a ir formando un criterio de cómo creemos que somos. 

Pero a veces tenemos contradicciones

A través de  nuestra conducta y también comparándonos con los demás para medir cómo somos, por ejemplo pensamos:

*      Si salgo con frecuencia con amigos creo que soy extrovertido.

*      Pero siento timidez, entonces es que soy tímido.

*      Con mi familia soy extrovertido, pero con las chicas soy tímido 

¿Cómo soy realmente? 

Nos vemos a nosotros mismos adoptando una serie de roles diferentes: con la familia, con los amigos, en el trabajo… y vemos que nos comportamos de forma diferente ¿porqué? Pues en muchas ocasiones nos comportamos repitiendo el “papel” que se espera de nosotros, en otras procedemos con mayor libertad y somos más nosotros mismos. 

¿Podemos cambiar nuestro comportamiento? 

Hacerlo solos no es una tarea fácil, ya que algunos de nuestros comportamientos están muy fuertemente arraigados en nuestro cerebro, pero podemos intentarlo siguiendo estas pautas:

*      Detección. Cuando nos encontramos en una determinada situación que nos resulta incómoda, es que ahí hay un problema.

*      Análisis. Piensa qué te ha pasado, porque has reaccionado así, que hubieras podido hacer para sentirte más a gusto con tu conducta, y porque crees que no lo has hecho.

*      Acción. La próxima vez, intenta comportarte de la forma que te hubiera hecho sentir bien.

Si no lo consigues con facilidad, no seas duro contigo mismo. Piensa que toda la información que hemos ido recibiendo desde pequeños se ha ido gravando de forma física a nivel bioquímico en nuestro cerebro -es algo constatado por la neurociencia a través de investigaciones y utilización de medios como las tomografías cerebrales- y es por lo tanto un aprendizaje difícil sin la ayuda de un terapeuta que utilice técnicas adecuadas, aún así, te animo a que lo intentes porque seguro que los cambios y nuevas actuaciones que adquieras te van a sorprender.

 

Dra. Elisa Urbano
Psicóloga, sexóloga y Terapeuta


 


ARRIBA

 



Lista

publicaciones

 

 

 

 
 

 

Keywords relacionados con esta web: psicologia, coaching, coach, psicologia Sant Cugat, psicologia barcelona, Psicologos Sant Cugat, psicolegs Sant Cugat, psicologos de pareja, psicolegs de parella, Psicologos Barcelona, psicologa sexologa Sant Cugat, psicologa sexologa Barcelona, psicologa sexologa, sexual, sexología sabadell, sexologia Sant Cugat, sexologo Sant Cugat, sexología barcelona, sexologia barcelona, psicoterapia, psicoterapeuta, sexologia, consulta gratis, sesion gratuita, psicología adultos, hipnosis clinica, coaching.
Copyright ©2006 Psicoarea.com